¿Qué es el herpes simple II?

El herpes simple II, más comúnmente conocido como herpes genital, pertenece a la familia del virus del herpes simple y es una enfermedad que a largo plazo puede resultar crónica. Este virus causa ampollas dolorosas en los genitales y las áreas circundantes. Se transmite al tener cualquier forma de sexo.

¿Qué tan común es el herpes simple II?

Es una afección común, especialmente en el grupo de edad de 20-24 años. Aproximadamente el 25% de las personas sexualmente activas en el Reino Unido tienen herpes genital, aunque se estima que solo 1 de cada 4 de ellas será diagnosticado.

En Estados Unidos, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades estima que 776,000 personas contraen herpes cada año.

¿Cómo se transmite el Herpes simple II?

La gente contrae el virus teniendo relaciones sexuales con alguien que tiene herpes II. Esto incluye:

  • Sexo vaginal sin protección
  • Sexo anal desprotegido
  • Sexo oral sin protección
  • Compartir juguetes sexuales

It can also be passed on from an infected mother to her child during birth.

También se puede pasar de una madre infectada a su hijo durante el parto. La transmisión puede ocurrir incluso si tu pareja sexual no muestra signos del virus.

¿Cuáles son las complicaciones de herpes simple II?

El herpes puede ocasionar problemas durante el embarazo, la gravedad dependerá de si el herpes ya existe o se contrajo por primera vez durante el embarazo. El herpes en los recién nacidos es grave y en algunos casos puede causar la muerte. Los brotes de llagas dolorosas son recurrentes.

¿Cuál es la diferencia entre herpes simple I y herpes simple II?

El herpes tipo I generalmente causa ampollas pequeñas y dolorosas en los labios, la boca, las encías o la piel alrededor de la boca, comúnmente conocidas como herpes labial. El herpes simple II causa ampollas dolorosas en los genitales y las áreas circundantes. Aunque ambos son altamente contagiosos.

¿Cuáles son los síntomas del herpes II?

La mayoría de las personas que tienen herpes no se dan cuenta porque no presentan síntomas graves: 3 de cada 4 personas muestran solo síntomas leves o ninguno e absoluto.

El ciclo del virus herpes simple II

Una vez infectado con el virus seguirá el siguiente ciclo:

  1. Inflamación: el área infectada se hinchará y se pondrá roja, y algunas personas pueden experimentar hormigueo.
  2. Ampollas: las ampollas, llenas de fluido se levantarán desde el área infectada.
  3. Úlceras: después de que aparecieron las ampollas, la piel eventualmente se romperá. Las úlceras tendrán una apariencia húmeda secreción blanca o líquido transparente.
  4. Formación de costras: este es el inicio del proceso de curación. Las ampollas y las úlceras se convertirán en costras. Cuando las costras se caigan indican que este episodio de herpes ha terminado. Sin embargo, el virus aún permanece en el cuerpo y reaparecerá.

Algunas personas solo experimentarán un brote, otras varios. El primer brote suele ser el peor, y puede ser provocado por el estrés, la enfermedad y la fatiga.

¿Cuánto tardan los síntomas del herpes simple II en aparecer?

Por lo general, los síntomas no aparecen tan pronto. Pueden pasar meses, incluso años para que aparezca un brote de herpes. Por lo general, transcurren entre 2 y 20 días antes de que se desarrolle un brote.

¿Qué sucede si no se trata el herpes simple II?

Una vez que padezcas el virus, éste permanecerá en tu cuerpo de por vida. Aunque no se cura, se puede controlar. Sin embargo, si el herpes genital no se trata, aumenta el riesgo de lo siguiente:

  • Causa llagas dolorosas y los que tienen un sistema inmunológico débil sufren dolor severo.
  • El herpes simple II  puede transferirse a otras partes del cuerpo si una persona se toca una herida o el líquido de las llagas y luego toca otra parte de su cuerpo.
  • Mediante el herpes genital se puede transmitir el VIH pues las llagas sangran fácilmente y la sangre puede entrae en contacto con la boca, la vagina o el recto durante las relaciones sexuales.
  • El aborto espontáneo y el nacimiento prematuro pueden ser el resultado de herpes genital no tratado.
  • Si no se trata en una mujer embarazada, puede transmitirse de madre a hijo y ocasionar herpes neonatal, una infección potencialmente mortal.

¿Puedo curarme del herpes simple II?

No existe un tratamiento que pueda curar el herpes. Sin embargo, los medicamentos antivirales pueden prevenir los brotes durante el período de tiempo que se toma el medicamento. Además, la terapia supresiva diaria (es decir, el uso diario de medicamentos antivirales) para el herpes puede reducir la probabilidad de transmisión.

¿Con qué frecuencia debe hacerse la prueba del herpes simple II?

El herpes simple II no siempre muestra síntomas. Por lo tanto, puede ser difícil saber si estás infectado. Es una buena idea hacerte exámenes de detección regularmente si llevas una vida sexualmente activa. Se recomienda una prueba completa de ETS una vez al año o con cada cambio de pareja sexual.

¿Quién está en riesgo de padecer herpes simple II?

Cualquier persona que sea sexualmente activa corre el riesgo de contagiarse. Para reducir el riesgo de contagio, practica sexo seguro mediante el uso de un condón cada vez que tengas relaciones sexuales.

¿Dónde puedo hacerme una prueba para detectar el herpes simple II?

En YourHealthFirst contamos con una prueba que detecta 10 ETS al mismo tiempo, incluido el herpes simple II.

¿Qué tan confiable es la prueba del herpes?

El herpes simple II está incluido dentro de las diez ETS que detecta la prueba de YourHealthFirst. Nuestra prueba es un procedimiento de vanguardia que utiliza diagnósticos moleculares que superan otras pruebas de ETS. La prueba analiza múltiples patógenos de ETS para identificar patógenos virales, protozoarios o bacterianos específicos.

¿Cómo se trata el herpes II?

El herpes simple II puede tratarse, pero no curarse. El tipo de tratamiento dependerá de si tienes herpes II por primera vez o si está experimentando un brote recurrente. Para una infección inicial, tu médico puede recetar pastillas antivirales. Para un brote recurrente, se te aconsejará mantener el área limpia, fresca y evitar usar ropa ajustada alrededor del área infectada. Si los síntomas son más severos, se recetarán medicamentos antivirales. Si padeces herpes simple II, comunícate con tu médico para recibir tratamiento.