¿Qué puedo y no puedo hacer después del tratamiento?

Durante las primeras cuatro horas después del tratamiento, se le recomienda a los pacientes no hacer ejercicio vigoroso, no beber cantidades excesivas de alcohol o inclinar la cabeza hacia abajo. Otras actividades diarias pueden continuar normalmente.