¿Cómo se siente?

Para la mayoría de la gente, el procedimiento es indoloro. La piel esta protegida contra picaduras de escarcha y daño cutáneo por una membrana especial anticongelante, lo cual ayuda a la adhesión al área tratada. El aplicador causa una sensación de succión en la piel, lo cual es indoloroso. ¡Los clientes pueden relajarse y incluso dormirse durante el tratamiento! No esta requerido un anestésico o otra forma de adormecimiento.